El Agua

AQLARA, consciente de la importancia que tiene el ciclo del agua para la conservación del medio ambiente, investiga y trabaja para que tanto el agua que se consume como la residual se encuentren en condiciones óptimas.

El agua es uno de los recursos naturales más valiosos, imprescindible para el desarrollo de la vida; y es, al mismo tiempo, el menos valorado.

El agua sigue un proceso de forma cíclica que recibe el nombre de ciclo hídrico y que va desde su evaporación o transpiración por el efecto del calor, a su posterior evaporación y elevación formando las nubes por condensación del agua acumulada, regresando a la tierra en forma de lluvia, nieve o granizo, dependiendo de las condiciones meteorológicas.

Este proceso, se ve interrumpido cuando el agua es consumida por los seres humanos, que la utilizamos de forma indiscriminada y la devolvemos a la naturaleza en forma de residuo. Por eso es tan importante que el agua que utilizamos sea debidamente depurada y utilizada de forma racional antes de su vuelta al mar o a los ríos, porque una vez evaporada por el sol volverá a caer sobre la tierra en un ciclo continuo.

AQLARA, consciente de la importancia que tiene el ciclo del agua para la conservación del medio ambiente, investiga y trabaja para que tanto el agua que se consume como la residual se encuentren en condiciones óptimas.