Calidad del agua

Para su consumo humano el agua debe ser debidamente tratada y controlada. Para ello se deben llevar a cabo procesos de análisis de manera periódica y tratamientos convenientes para que su composición físico-química sea la idónea.

Para conseguirlo resulta necesario efectuar analíticas que AQLARA realiza a través de laboratorios especializados que nos garantizan la inexistencia de riesgos para los seres humanos, así como el respeto al medio ambiente cuando la misma se devuelve a ríos y mares tras su depuración.

Las diferentes Administraciones Públicas, cada una de ellas en el ámbito de sus competencias, se encargan de fijar los niveles de control de calidad del agua y de vigilar su cumplimiento por las entidades que prestamos el servicio de abastecimiento de agua potable.

En concreto, el Ministerio de Sanidad y las correspondientes autoridades sanitarias a nivel regional establecen la normativa de aplicación teniendo como objetivo prioritario la protección de la salud pública.

Es de vital importancia que la calidad del agua sea mantenida en todo el proceso, desde que es recogida en los puntos de embalse, hasta que llega al consumidor a través de las redes de canalizaciones. Por eso, las muestras para su análisis se toman en diferentes lugares y momentos, permitiéndonos un control exhaustivo de todo el proceso. El agua que llega a nuestros domicilios está garantizada frente a la presencia contaminación, de virus o bacterias.

Si quieres conocer la calidad el agua de consumo de tu municipio puedes hacerlo a través del acceso del ciudadano que tiene habilitado el Ministerio Sanidad en el Sistema de Información Nacional de Agua de Consumo (SINAC).

Los boletines analíticos se pueden consultar en las páginas de nuestras oficinas en atención al cliente